MOSCA DOMÉSTICA » Características, alimentación y reproducción

La mosca doméstica es un insecto terrestre que está presente en muchos ecosistemas, pertenece a la familia de las Muscidae. A continuación revisaremos cada una de sus costumbres y características.

Este tipo de mosca es la más común en el mundo, se alimenta de desechos orgánicos y vive expuesta a muchas bacterias. Esto la convierte en una plaga, ya que se convierte en un agente transmisor de enfermedades como el cólera y la disentería.

Características físicas

Algo que la distingue de otro tipo de mosca, son las cuatro franjas oscuras que atraviesan el dorso de su tórax. Tiene un cuerpo dividido en tres regiones: torax, abdomen y cabeza, sus ojos son de color rojo y están compuestos por facetas.

Esas facetas son muy sensibles a la luz, así es como pueden ver su entorno y volar rápidamente. Cuenta con piezas bucales que permiten la perforación y succión de cualquier superficie o alimento. El cuerpo de la mosca está cubierta de vellos sensoriales, esto la ayuda a sentir y saborear todo a su alrededor.

Sus 6 patas cuentan con almohadillas que la ayudan a desplazarse sobre cualquier superficie lisa. Una mosca adulta con las alas desplegadas puede medir entre 13 y 15 milímetros; las hembras son más grandes que los machos.

Vida y reproducción

El ciclo vital de este insecto volador está compuesto por 4 fases o estados morfológicos, que determinan su desarrollo. Es holometábolo, su crecimiento pasa por las siguientes fases: huevo, larva, pupa y mosca adulta.

Cada hembra puede poner unos 8.000 huevos blancos. 24 horas después del desove, los huevos comienzan a eclosionar. Las larvas comienzan a devorar todos los restos orgánicos y nutritivos que las rodean.

Cuando ya están bien alimentadas se convierten en pupas para culminar con la gestación de la mosca adulta. Su ciclo vital puede completarse en unos días o dos meses, dependiendo del tipo de mosca.

Al estar completamente desarrollada, podrá alimentarse y reproducirse sin problemas. Vive entre 15 y 25 días, dependiendo del entorno, temperatura y alimento cercano.

Hábitat y Alimentación

Su origen puede ser rastreado hacia las regiones templadas de Asia, se propaga en climas tropicales y no muy fríos. Su reproducción se dispara cuando la temperatura oscila entre 10 y 26 ºC. Pueden adaptarse a muchas temperaturas, si el clima es demasiado frío, algunas especies pueden invernar como pupas.

La mosca doméstica se presenta en cualquier ecosistema que cuente con la presencia del ser humano y de otros seres vivos. Cualquier sitio que tenga alimentos orgánicos en descomposición o heces de animales es adecuado para la proliferación de esta mosca.

El proceso de alimentación de la misma se basa en la regurgitación de el material de desechos. Es una recicladora por excelencia de los mismos. Esto la convierte en un insecto volador que vive y muere rodeado de basura. Esta labor hace que la mosca doméstica se convierta en un ente transmisor de varios gérmenes y bacterias.

¿Cómo controlar a la mosca doméstica?

La mosca doméstica puede ser controlada y alejada de nuestras vidas si mantenemos hábitos de limpieza en nuestro hogar. Existen muchos métodos, trucos y productos para regular y exterminar esta plaga voladora de nuestras vidas.

Remedios caseros como el vinagre, brebajes dulces y pegajosos, matamoscas caseros y plantas aromáticas, son recomendables para ahuyentarlas y aniquilarlas. Consejos cómo mantener la cocina libre de restos orgánicos, procurar tapar alimentos frescos y sacar la basura periódicamente, es determinante para la desaparición de las mismas.

Recurrir a insecticidas y trampas eléctricas para moscas domesticas, también es válido. Todo depende de tu presupuesto y el espacio que desees proteger. Mantener una casa limpia influirá en tu salud, debes reducir la presencia de esta plaga para evitar enfermedades.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…